Segunda-feira, 20 de Maio de 2013

Cada vez ocurren más cosas, y no sólo al mismo tiempo, sino también en el mismo lugar.

 

1 El primer escenario aparece en Occidente como un escena rio del horror. La metáfora del barco que ya está supuestamente esto alimenta el temor y la hostilidad hacia lo extranjero al parecer que nos quitan el trabajo en casa. El temido escenario está teniendo lugar desde hace ya cierto tiempo (unos veinte años); se topa, no obstante, con la gran adquisición de las administraciones y sindicatos de los países «exportadores de puestos de trabajo».

 

2 El tercer escenario (de compartir puestos de trabajo en el plano internacional) merece ser debatido como alternativa como solución a la migración masiva o al proteccionismo occidental para mantener su trabajo en casa. · La cuestion es, ¿si se administra mejor el mercado laboral,se reducirá entonces la presión migratoria de aquellos que buscan como conseguir dinero ?

 

Si las multinacionales reclutan a sus empleados a lo largo y ancho del globo, ¿no desaparece ya la necesidad de buscar fortuna en otros continentes? Dicho de otra manera: cuando la territorialidad ya no define la propia identidad y las propias oportunidades laborales y vitales, ¿por qué debería emigrar la gente?

 

 

 

 

Pero también cabe formular la pregunta de manera opuesta; a saber, ¿por qué deben los emigrantes seguir siendo emigrantes y no ser considerados (y saludados) como móviles si la territorialidad se está volviendo cada vez menos importante para las relaciones sociales y la proximidad social? ¿Por qué se le debería impedir a la gente emigrar allí adonde le apetece cuando se está imponiendo un patrón de relaciones sociales donde dominan redes y «socioesferas» sociales transnacionales y «desespaciadas» (Martin Albrow) y la gente está empezando a vivir en comunidades libremente elegidas, al margen y más allá de las fronteras y su imperiosanecesidad de como conseguir dinero?

 

La cuestión decisiva es, por tanto, saber qué grado de desarrollo está alcanzando la división del trabajo en casa y el reparto de la riqueza buscando como conseguir dinero en la constelación transnacional. En la medida en que esto se produzca, perderá también sentido la doble moral proteccionista, que distingue entre la migración no deseada y la movilidad deseada. La idea de movilidad (no sólo en sentido espacial, sino también en el cultural), que aparece desde el principio asociada a la modernidad, se produce por los imperativos de movilidad geográfica del trabajo y de emigración de la riqueza.

 

Entre tanto, se puede desarrollar su sentido cultural y hacer ver que se puede eliminar la movilidad espacial, con el correspondiente caos circulatorio. En este ejemplo saltan a la vista dos cosas. En primer lugar, lo importante que es interrelacionar las cuestiones sobre el futuro del trabajo a nivel transnacional y posnacional dentro del paradigma de la segunda modernidad. Quien sólo reflexione aquí sobre el trabajo según el viejo esquema de la especialización y se pregunte cómo se puede superar por fin el «cáncer del desempleo» permanecerá preso de los grandes defectos del paradigma del Estado-nación de la primera modernidad. En segundo lugar, en la segunda modernidad se perfila una nueva división del trabajo entre la economía y la política. La economía se convierte (aunque no se quiera o se intente ignorarlo) en lugar y brazo derecho de la política transnacional. Las multinacionales conforman las condiciones de vida y la situación de las personas en la sociedad mundial (las más de las veces a ciegas, o con anteojeras), hasta ahora movidas exclusivamente por el propio interés económico. En el futuro, dependerá mucho de que (bajo la dirección del Estado) perciban y acepten en el espacio transnacional, de manera responsable y políticamente controlable, el poder de configuración política que les corresponde.

 

¿En qué consiste la «política» de los holdings transnacionales? Entre otras cosas, con sus decisiones empresariales están poniendo las bases para la desigualdad, la justicia, la libertad y la democracia a escala mundial, porque con sus decisiones de inversión se decide el reparto del trabajo en casa y de los ingresos de la gente coin sus forma sde como conseguir dinero. Sólo con la colaboración de una política ampliada transnacionalmente y organizada a nivel de Estado-nación con una economía responsable que sea consciente de su misión política en la sociedad mundial podrán crearse las condiciones de una democracia transnacional.

publicado por dineroonline às 18:28


mais sobre mim
pesquisar
 
Janeiro 2015
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3

4
5
6
7
8
9
10

11
12
13
14
15
16
17

18
19
20
21
22
23
24

25
26
27
28
29
30
31


últ. comentários
Gracias sara por la información!!! Muy útil!!! El ...
Si lo que quieres es ganar dinero, te recomiendo q...
ES muy interesante conocer el mercado monetario, e...