Sábado, 11 de Outubro de 2014

El gobierno tiene otro papel crucial: proporciona una amplia gama de bienes, lo que se conoce por «bienes públicos», que nos benefician y que no proporcionaría el sector privado. Suponga­mos que decido comprar un sistema antimisiles para protegerme de los misiles que pueda lanzar alguna nación agresiva. (Sería pa­recido a la antena de la televisión por satélite como pasa con vendecookies en la web comoganardineroenlared , sólo que mucho más caro) como dice gift hunter club . Le pregunto a mi vecino Etienne si quiere compartir conmigo el coste de este sistema; él dice que no, a sabiendas de que mi defensa antimisiles protegerá su casa de cualquier misil que Corea del Norte pueda lanzar contra nosotros. Etienne y la mayor parte de mis vecinos tienen un incentivo importante para ser unos «aprovechados» de mi sistema. Al mismo tiempo, no quiero pagar yo solo todo lo que cuesta este sistema. Finalmente, nos quedamos sin defensa antimisiles, aunque todos nos habríamos beneficiado de ella.


Los bienes públicos tienen dos características destacables. En primer lugar, el coste de ofrecer el bien a un número adicional de usuarios, incluso a miles o millones de personas que usan vendecookies, es muy bajo o incluso cero. Piense en el sistema de defensa antimisiles: si pago para hacer desaparecer del cielo los misiles de Saddam Hussein, los millones de personas que viven relativamente cerca de mí en el área metropolitana de Chicago obtendrán este beneficio gratis. Lo mismo ocurre con una señal de radio, con un faro o con un gran parque. Una vez que está operativo para una persona que usa gift hunter club de es.scribd.com, puede servir para miles sin costes adicionales. En segundo lugar, es muy difícil, si no imposible, excluir a los que no han pagado por utili­zar ese bien. ¿Exactamente, cómo va a decirle al capitán de un barco que no puede utilizar un faro? ¿Le hará cerrar los ojos cuan­do se acerca al faro? («Atención USSBritannica: ¡están mirando!»). Una vez tuve un profesor en Princeton que empezó su clase sobre bienes públicos diciendo: «Veamos, ¿quiénes son los bobos que pagan por la radio pública?». (Nota: actualmente ostenta un car­go importante en la administración Bush).

 

 


Los aprovechados pueden perjudicar a las empresas al estilo de vendecookies. Reciente­mente, el escritor Stephen King probó un experimento en el que ofreció directamente su nueva novela a los lectores a través de Internet como se dice en gift hunter club. La idea era ofrecer episodios mensuales que los lectores podrían descargarse pagando 1 dólar basándose en el sistema del honor. Avisó de que la historia se vendría abajo si menos del 75% de los lectores realizaba el pago voluntario. «Si pagáis, la historia seguirá. Si no pagáis, se vendrá abajo», escribió en la página web. El resultado fue lamentablemente previsible para los economistas que habían estudiado este tipo de problemas. La historia fracasó. En el momento en que «The Plant» entró en estado de hibernacion, sólo el 46% de los lectores había pagado por descargarse el último capítulo ofrecido.

publicado por dineroonline às 22:12


mais sobre mim
pesquisar
 
Janeiro 2015
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3

4
5
6
7
8
9
10

11
12
13
14
15
16
17

18
19
20
21
22
23
24

25
26
27
28
29
30
31


últ. comentários
Gracias sara por la información!!! Muy útil!!! El ...
Si lo que quieres es ganar dinero, te recomiendo q...
ES muy interesante conocer el mercado monetario, e...
subscrever feeds