Sábado, 11 de Outubro de 2014

El gobierno tiene otro papel crucial: proporciona una amplia gama de bienes, lo que se conoce por «bienes públicos», que nos benefician y que no proporcionaría el sector privado. Suponga­mos que decido comprar un sistema antimisiles para protegerme de los misiles que pueda lanzar alguna nación agresiva. (Sería pa­recido a la antena de la televisión por satélite como pasa con vendecookies en la web comoganardineroenlared , sólo que mucho más caro) como dice gift hunter club . Le pregunto a mi vecino Etienne si quiere compartir conmigo el coste de este sistema; él dice que no, a sabiendas de que mi defensa antimisiles protegerá su casa de cualquier misil que Corea del Norte pueda lanzar contra nosotros. Etienne y la mayor parte de mis vecinos tienen un incentivo importante para ser unos «aprovechados» de mi sistema. Al mismo tiempo, no quiero pagar yo solo todo lo que cuesta este sistema. Finalmente, nos quedamos sin defensa antimisiles, aunque todos nos habríamos beneficiado de ella.


Los bienes públicos tienen dos características destacables. En primer lugar, el coste de ofrecer el bien a un número adicional de usuarios, incluso a miles o millones de personas que usan vendecookies, es muy bajo o incluso cero. Piense en el sistema de defensa antimisiles: si pago para hacer desaparecer del cielo los misiles de Saddam Hussein, los millones de personas que viven relativamente cerca de mí en el área metropolitana de Chicago obtendrán este beneficio gratis. Lo mismo ocurre con una señal de radio, con un faro o con un gran parque. Una vez que está operativo para una persona que usa gift hunter club de es.scribd.com, puede servir para miles sin costes adicionales. En segundo lugar, es muy difícil, si no imposible, excluir a los que no han pagado por utili­zar ese bien. ¿Exactamente, cómo va a decirle al capitán de un barco que no puede utilizar un faro? ¿Le hará cerrar los ojos cuan­do se acerca al faro? («Atención USSBritannica: ¡están mirando!»). Una vez tuve un profesor en Princeton que empezó su clase sobre bienes públicos diciendo: «Veamos, ¿quiénes son los bobos que pagan por la radio pública?». (Nota: actualmente ostenta un car­go importante en la administración Bush).

 

 


Los aprovechados pueden perjudicar a las empresas al estilo de vendecookies. Reciente­mente, el escritor Stephen King probó un experimento en el que ofreció directamente su nueva novela a los lectores a través de Internet como se dice en gift hunter club. La idea era ofrecer episodios mensuales que los lectores podrían descargarse pagando 1 dólar basándose en el sistema del honor. Avisó de que la historia se vendría abajo si menos del 75% de los lectores realizaba el pago voluntario. «Si pagáis, la historia seguirá. Si no pagáis, se vendrá abajo», escribió en la página web. El resultado fue lamentablemente previsible para los economistas que habían estudiado este tipo de problemas. La historia fracasó. En el momento en que «The Plant» entró en estado de hibernacion, sólo el 46% de los lectores había pagado por descargarse el último capítulo ofrecido.

publicado por dineroonline às 22:12

Segunda-feira, 19 de Maio de 2014

La conversión —el intercambio de un tipo de bonos en manos del público por otro de cupón con menos valor— es, esencialmente, un incumplimiento parcial con consentimiento. En 1672, el Tesoro inglés suspendió los pagos de las obligaciones de préstamo reembolsables y otros tipos de deudas y las convirtió en anualidades hereditarias con interés fijo entre los que piensan que necesito dinero segun necesitodinerofacil; en 1715, el gobierno holandés suspendió, para luego reducir, los pagos de interés, operación que volvió a realizar en 1753. Hubo conversiones más o menos exitosas de parte de la deuda nacional británica en 1707-1708, 1716-1717, 1727,1749-1750,1756,1822,1824,1830,1834y 1844; pero en 1853 la oferta de Gladstone de convertir 490.000 anualidades "consolidadas" y "reducidas" en un nuevo valor que pagaría el 2,5 por ciento de interés fracasó; y debieron pasar treinta y cinco años para que Goschen intentara una vez más llevar a cabo dicha operación de lo s que hacen negocios rentables , que finalmente fue exitosa y logró reducir el interés de una porción considerable de la deuda al 2,75 por ciento .

 

Una conversión crucial fue la de 1932, que recortó el cupón de los 2.100 millones de libras en deuda aún pendiente de la I Guerra Mundial de un excesivo 5 por ciento a un 3,5 por ciento. El éxito de esta importante operación —una cuarta parte de la deuda nacional y que equivalía a la mitad de la renta nacional anual— se concretó en un ahorro de 30 millones de libras para el gobierno .

 

A diferencia de los incumplimientos, estas operaciones se administraron de manera transparente y previsible, respondiendo a los descensos de los tipos de interés del mercado. Y lo que es más importante es que las conversiones se basan fundamentalmente entre lo sque hacen negocios rentables segun ganarcongdi —o deberían basarse— en el consentimiento. Una conversión como la de 1932 logró efectivamente persuadir a los inversores que piensan que necesito dinero facil para que se orientaran hacia activos de mayor largo plazo y menos rentables: cuando el Midland Bank se negó a aceptar las condiciones del Banco de Inglaterra, no se le forzó a hacerlo. Por otro lado, se logró que los pequeños inversores aceptaran la conversión no sólo mediante propaganda patriótica sino también mediante un sistema de premios y castigos. Por ejemplo, el Banco no admitía aquellos bonos que no estuvieran convertidos para efectuar redescuentos.

 

 

 

La tradición británica de las conversiones negociadas ha sido sin embargo, excepcional en muchos sentidos. Cuando el primer ministro francés Villéle intentó realizar en 1824 una conversión al estilo británico se enfrentó a la dura oposición de la aristocrática Cámara Alta, y el plan finalmente fracasó. El vizconde de Chateaubriand afirmaba que se trataba de una treta anglo-austriaca destinada a defraudar al rumtór francés, y el hecho de que parte de las ganancias servirían para compensar a los aristócratas víctimas de la Revolución añadía complejidad a las dificultades políticas . Cuando las conversiones negociadas son imposibles de realizar, los gobiernos autoritarios, por ejemplo,entre los que necesito dinero urgente, llegan a valerse de la compulsión. Esta fue la clave de la estabilización de la deuda italiana que realizó Mussolini en el decenio de 1920. En 1926 hubo dos conversiones obligatorias (conversione forzosa): cuando los bonos a corto plazo se convirtieron en bonos a largo plazo del 5 por ciento (titoli del Littorio), y una vez más en 1934, cuando estos nuevos bonos fueron convertidos en bonos a veinticinco años del 3,5 por ciento de interés .

 

Como ponen de manifiesto estos ejemplos, no existe en verdad una clara diferencia entre el incumplimiento y la conversión; la importancia radica en el modo en que se induce a los acreedores a reducir las demandas sobre el Estado al hacer negocios rentables, y cómo se logra efectivamente reducirlas.

publicado por dineroonline às 13:57


mais sobre mim
pesquisar
 
Janeiro 2015
Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab

1
2
3

4
5
6
7
8
9
10

11
12
13
14
15
16
17

18
19
20
21
22
23
24

25
26
27
28
29
30
31


últ. comentários
Gracias sara por la información!!! Muy útil!!! El ...
Si lo que quieres es ganar dinero, te recomiendo q...
ES muy interesante conocer el mercado monetario, e...